Qué hay detrás del disgusto de Cargnello con las Carmelitas Descalzas

Las carmelitas creen en la Virgen del Cerro, una imagen no autorizada por la Iglesia.

21 Abril de 2022 09.03

En los últimos días surgieron distintas versiones que indican que el arzobispo Mario Cargnello arrastra un disgusto de muchos años con las Carmelitas Descalzas porque ellas son devotas de la Virgen del Cerro, imagen que no está formalmente aceptada por la Iglesia salteña. 

Luego de que se conociera la denuncia de dos religiosas del convento San Bernardo por violencia de género en contra el arzobispo, distintas fuentes recordaron el malestar del religioso por el tema. Es que el monasterio fue el primer lugar donde se formó un grupo de oración en torno de la virgen que “se le aparecía” a una mujer salteña, María Livia Galliano.

Tras conocerse la denuncia de las monjas, incluso circuló una información que indica que Cargnello se enojó y las agredió verbalmente un día que visitó el convento y encontró una imagen de la Virgen del Cerro. 

Consultada sobre el disgusto de Mario Cargnello por el vínculo de la congregación de las Carmelitas Descalzas con la Virgen del Cerro, la abogada de una de las denunciantes no lo desmintió. 

“Cuando uno habla de respeto, también habla de respeto por las creencias. Ellas creen en las apariciones de la Virgen de Cerro. ¿Cuál es el delito? ¿Cuál es el problema? Si el señor arzobispo no cree, está bien, pero, ¿por qué el ataque?”, manifestó Claudia Zerda Lamas, que representa a la madre superiora.

La letrada afirmó que creer en una virgen “no va en contra de la Iglesia” y que las Carmelitas no faltaron a su deber en ningún momento.

“Las hermanas tienen una espiritualidad muy profunda. Tienen un amor profundo por la Virgen del Milagro pero también aman a la Virgen del Cerro y rezan por su obra. Nunca dejaron el convento por eso. Son excelentes carmelitas”, señaló la abogada.

Zerda Lamas agregó que lo único que quieren las religiosas “es que las dejen vivir en paz, rezar y trabajar, que no las lastimen, las molesten ni las amenacen... quieren ser dignas hijas de la Iglesia y que las respeten”.

La abogada destacó: “Llegamos a la denuncia porque estamos en un punto límite de peligro, para poner fin a las amenazas y agravios del arzobispo”. Agregó que las religiosas sufrieron “amedrentamientos” reiterados y que Cargnello tenía una “actitud sistemática” de violencia.

El origen de la Virgen del Cerro

El movimiento de fe relacionado con la Virgen del Cerro surgió en los años noventa, cuando María Livia Galliano dijo que la veía y que recibía sus mensajes.

En el convento San Bernardo se creó un grupo de oración del que también habría participado Galliano. Más adelante se construyó una capilla para la virgen en una de las cimas de Tres Cerritos. 

Hoy son miles de fieles los que suben cada semana al lugar. Llegan contingentes de todo el país y a la imagen se le atribuyen numerosos milagros.

Cargnello nunca aprobó estas reuniones de fieles e incluso llegó a prohibir a los sacerdotes que participaran de cualquier encuentro relacionado con la Virgen del Cerro. (Fuente El Tribuno de Salta)