Nuevos enfrentamientos en Jerusalén dejaron al menos 27 heridos

Los disturbios comenzaron cuando las fuerzas israelíes ingresaron al lugar sagrado y fueron recibidos a piedrazos por manifestantes palestinos.

22 Abril de 2022 08.27

Al menos 27 heridos, dos ellos de gravedad, fue el saldo de una nueva jornada de enfrentamientos entre la policía israelí y manifestantes palestinos este viernes en la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén.

De acuerdo a la versión de la policía israelí, los incidentes se iniciaron cuando personal de la fuerza ingresó al recinto sagrado para el islam y el judaísmo y un grupo de personas comenzó a arrojar piedras y fuegos artificiales.  Según indicaron, algunos de los manifestantes estaban enmascarados y portaban banderas del grupo palestino Hamas, que controla la Franja de Gaza.

Algunas personas habían lanzado piedras desde allí contra el Muro de los Lamentos, el lugar de plegaria santo del judaísmo situado en la parte baja de la Explanada de las Mezquitas, precisaron desde la policía israelí.

La policía israelí ingresa al recinto de la mezquita de Al Aqsa donde se enfrentaron con manifestantes palestinos luego de las oraciones matutinas en la Ciudad Vieja de Jerusalén. Foto: AP 

La policía israelí ingresa al recinto de la mezquita de Al Aqsa donde se enfrentaron con manifestantes palestinos luego de las oraciones matutinas en la Ciudad Vieja de Jerusalén. Foto: AP

El recinto, donde se encuentra la mezquita Al Aqsa y la Cúpula de la Roca, es el tercer lugar santo del islam y el más sagrado del judaísmo bajo su nombre de Monte del Templo.

“Las fuerzas policiales se vieron obligadas a utilizar medios de dispersión de disturbios y hacer retroceder a los manifestantes”, se informó en un comunicado de la policía.

De acuerdo a lo precisado por los servicios de emergencia, al menos 27 palestinos resultaron heridos en los enfrentamientos, dos de ellos de gravedad.

Sin embargo, la tensión persistía en la Explanada esta mañana de viernes con lanzamientos de piedras y disparos de balas de goma, en el tercer viernes del mes sagrado del Ramadán que coincide con el fin de la celebración de Pésaj, la Pascua judía.

A lo largo de la última semana, más de 200 personas, mayoritariamente palestinos, resultaron heridos en el interior y los alrededores de la Explanada de las Mezquitas.

Estos episodios llevaron al grupo islamista Hamas a lanzar cohetes desde Gaza hacia Israel, cuyo ejército respondió con ataques aéreos a este enclave palestino de 2,3 millones de habitantes.

La presencia de numerosos judíos y el despliegue de las fuerzas de seguridad en este lugar sagrado situado en la Ciudad Vieja de Jerusalén fue calificada como una "provocación" por los palestinos y varios países de la región. Los judíos pueden visitar la Explanada bajo ciertas condiciones y a unas horas concretas pero no pueden rezar allí.

Varios ministros árabes reunidos en Amán condenaron "los ataques y las violaciones israelíes contra los fieles de la mezquita Al Aqsa", un templo administrado por Jordania aunque los accesos están controlados por Israel.

Junto con Gaza y Jerusalén, Cisjordania también se convirtió en un lugar de tensiones recientes, ya que las fuerzas de seguridad israelíes intensificaron los operativos en esa región después de que 14 personas murieran en una serie de ataques terroristas.

Durante estos operativos murieron 17 palestinos a causa de los enfrentamientos con las fuerzas israelíes.

Este jueves, el ejército israelí cerró los cruces de Cisjordania y la Franja de Gaza a los palestinos por el final de la Pascua. El cierre finalizará durante el sábado a una hora aún por determinar.