• Dólar
  • BNA $881.5 ~ $921.5
  • BLUE $1265 ~ $1265
  • TURISTA $1410.4 ~ $1410.4

27 C ° ST 26.53 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Para tener en cuenta

Receta de salsa de tomate: la clásica para cocinar fideos o pizza

Una preparación que trasciende generaciones y fronteras. Cada familia tiene su secreto. Acá la receta clásica.

09 Junio de 2024 14.32

A veces, la receta más simple de todas es la más compleja para resumir. Es el caso de una salsa de tomate, es tan clásica y puede tener tantas versiones como cocineros hay en el mundo. Se la puede conocer con muchos nombres: fileto, tuco, pomarola, roja, passatta, tomattina, siciliana, arriabata, napolitana, con estofado, a la bolognesa. En otros paises directamente la salsa de tomate es el ketchup. Acá vamos a ir por la receta más clásica, la que seguramente cocinaba tu abuela, claro, sin su secreto.

En Argentina, por lo general, la salsa de tomate se referencia más a lo que la cocina italiana conoce como tal. Una preparación que arranca con dos ingredientes básicos: aceite y ajo. Luego, vegetales picados y acá es donde más se juega: cebolla, morrón, zanahoria, apio son los más comunes. Y finalmente las especias. oregano y albahaca son las más clásicas.

La salsa sirve como base para muchas preparaciones. Van perfecto como base en una pizza, directo con unos spaghettis, ideal para un estofado, con un dip picante para alguna receta méxicana o para mojar unas empanadas norteñas. La salsa de tomate es una preparación noble que ruega ser intervenida creativamente por cada cocinero.

 

Receta Salsa de Tomate Clásica

 

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cebolla mediana, finamente picada
  • 2-3 dientes de ajo, picados
  • 800 gramos de tomates enteros pelados enlatados (o frescos, escaldados y pelados)
  • 1 cucharada de pasta de tomate (opcional)
  • 1 cucharadita de azúcar (opcional, para equilibrar la acidez)
  • Sal y pimienta al gusto
  • 1/2 cucharadita de orégano seco
  • 1/2 cucharadita de albahaca seca (o un puñado de hojas de albahaca fresca picada)
  • 1 hoja de laurel (opcional)
  • 1/4 de taza de vino tinto (opcional)

Instrucciones:

  1. Preparar los ingredientes: Si se usan tomates frescos (ideal en verano), primero escaldarlos en agua hirviendo durante 1-2 minutos, luego sacarlos, pelarlos y cortarlos en trozos. Si se usan tomates enlatados, simplemente abrir y reservar.
  2. Sofreír la cebolla y el ajo: En una cacerola grande, calentar el aceite de oliva a fuego medio. Añadir la cebolla picada y sofreír hasta que esté translúcida y ligeramente dorada, unos 5-7 minutos. Agregar el ajo picado y cocinar por 1-2 minutos más, teniendo cuidado de no quemarlo.
  3. Añadir los tomates: Incorporar los tomates a la cacerola, triturándolos ligeramente con una cuchara de madera. Si se usa pasta de tomate, agregarla en este punto y mezclar bien.
  4. Condimentar: Añadir el azúcar (si se usa), la sal, la pimienta, el orégano, la albahaca y la hoja de laurel. Si se decide usar vino tinto, agregarlo ahora y dejar que se evapore un poco el alcohol durante unos minutos.
  5. Cocinar a fuego lento: Reducir el fuego a bajo y dejar que la salsa hierva a fuego lento durante unos 30-45 minutos, removiendo ocasionalmente. Si la salsa se vuelve demasiado espesa, se puede añadir un poco de agua o caldo de verduras.
  6. Ajustar la sazón: Probar la salsa y ajustar la sal y la pimienta si es necesario. Si se usó una hoja de laurel, retirarla antes de servir.
  7. Servir: La salsa de tomate clásica está lista para usar. Se puede mezclar con pasta, usar como base para pizza, o como acompañamiento para otros platos.

 

Consejos para las variantes en una salsa de tomates clásicas

 

  • Para una salsa más suave, podés pasarla por una licuadora antes de cocinarla a fuego lento.
  • Un método muy usado para salsas más concentradas es cocinar todos los ingredientes en una asadera y cocinarlos al horno. Luego procesarlos.
  • Si te va una salsa con más textura, podés añadir algunos trozos de tomate sin triturar al final de la cocción.