• Dólar
  • BNA $881.5 ~ $921.5
  • BLUE $1270 ~ $1270
  • TURISTA $1410.4 ~ $1410.4

27 C ° ST 27.21 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Para tener en cuenta

El truco para usar las zanahorias que se pusieron viejas y no desperdiciarlas

Esta hortaliza tan dulce como rica en vitaminas y minerales es ideal para preparar una torta deliciosa.

29 Mayo de 2024 16.50

¿Cuántas veces te pasó que en el fondo del cajón de las verduras encontraste algunas zanahorias tan arrugadas que no te animaste a usarlas en la ensalada y las convertiste en puré o en una sopa cremosa? Es por ello, o incluso para evitar la opción más extrema de tirarlas a la basura, que se puede echar mano a una alternativa mucho más dulce: un bizcochuelo que solamente lleva cuatro ingredientes que seguramente están presentes en cualquier cocina hogareña.

La zanahoria es una hortaliza que se cultiva fácilmente en las huertas familiares, pero que también es muy barata en las verdulerías. Además, tiene muchos beneficios. En primer lugar, gracias a la vitamina A, es muy buena para la salud de los ojos. Tiene un aporte de 41 calorías cada 100 gramos, según datos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos.

Pero además tiene muchas otras vitaminas y minerales que ayudan al funcionamiento óptimo del cuerpo, como vitaminas C, K, B1, B3 y B6, potasio, magnesio, manganeso, fósforo, folato, molibdeno y fibra. La zanahoria tiene propiedades antioxidantes y diuréticas, bajo nivel calórico, regula el nivel del colesterol y su vitamina C es vital para la salud cardiológica.

Por eso, y también para aprovechar las zanahorias que te hayan quedado arrugadas en la heladera, te compartimos esta receta de solo cuatro ingredientes que te va a quedar dulce y deliciosa. Pero atención, que las hortalizas pueden estar un poco viejas, pero todavía en condiciones de ser ingeridas. Si tienen alguna parte mala, de color marrón, se la sacás con un cuchillo.

 

Bizcochuelo de zanahoria: ingredientes

 

  • 200 gramos de zanahorias (arrugadas, ¡pero buenas!)
  • 100 gramos de harina (puede ser de trigo, de almendras o la que haya disponible)
  • 2 huevos grandes
  • 100 gramos de endulzante (azúcar morena o miel)

 

Modo de preparar el bizcochuelo de zanahoria

 

Paso 1: lavar las zanahorias y pasarlas por la procesadora hasta que queden convertidas en un puré. No es necesario sacarles la cáscara con el pela-papas (va a ser muy difícil si están blanditas), pero sí raspar o cortar lo que esté marrón y viejo. Aparte, batir los huevos y sumarlos en el puré de zanahorias.

Paso 2: tamizar la harina de almendras (o de trigo, o integral, la que tengas en tu cocina, es lo mismo) sobre la mezcla anterior, para que no se formen grumos. Luego sumar el azúcar o la miel, y remover con suavidad hasta que estén todos los ingredientes bien integrados. Un tip para que quede más rico todavía: se le pueden agregar nueces o algunas otras frutas secas a la masa, para darle crocantez.

Paso 3: precalentar el horno a 180 grados y enmantecar el molde elegido (puede ser redondo o budinera). Luego colocar la masa en el molde, de tal manera que quede pareja, para lo cual se pueden dar unos golpecitos suaves sobre la mesada. Según cada horno, la cocción puede durar entre 25 y 30 minutos. La manera de controlar que la torta esté lista es colocando un palito o un cuchillo limpio y que salga de la misma manera, sin rastros de humedad, ya que de lo contrario le faltará cocción.

¡Listo! El bizcochuelo de zanahorias viejas (esto último no hay que contárselo a nadie) ya está terminado y seguramente te quedó tan bien, dulce y delicioso, que lo podés llamar carrot cake. Otro secretito: una vez listo, se puede cubrir con un glasé de azúcar impalpable y ralladura de naranja.