• Dólar
  • BNA $892 ~ $892
  • BLUE $1015 ~ $1015
  • TURISTA $1427.2 ~ $1427.2

26 C ° ST 26.25 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Cuáles son los errores más comunes al hacer café en casa y cómo solucionarlos

Qué grano de café elegir. Qué agua usar. Cómo manejar las proporciones.

17 Marzo de 2024 21.04

El consumo de café viene creciendo en las últimas décadas en Argentina y en especial en los últimos años aumentó el interés del público por el café de especialidad. Se calcula un promedio anual de 208 tazas por habitante. Hacerlo en casa puede ser una experiencia rutinaria y aburrida o un momento de relax para disfrutar. Acá va un punteo de cinco errores comunes que habitualmente se cometen al hacer café y que si se corrigen puede hacer cambiar totalmente la experiencia.

La siguiente guía es para quienes desean preparar café por métodos manuales como la cafetera moka, la prensa francesa o diferentes sistemas de filtros. Para quienes les gusta preparar café de cápsula sólo tienen que apretar un botón.

 

Los cinco errores más comunes al hacer café en casa

  1. No usar cafe torrado: Este tipo de café ya no se usa casi en ninguna parte del mundo. El café torrado está prohibido en todo el mundo, menos en Argentina, Uruguay, Paraguay, España y Portugal. Es un café de muy baja calidad mezclado con azúcar quemado para disfrazar sus problemas. Sin embargo, al ser el más económico, es el más vendido. Hay que fijarse bien en el envase y sólo llevar el café tostado, si el presupuesto lo permite
  2. Café molido: Lo ideal es moler el café lo más cercano a su preparación, hay que evitar acumular cafe molido que no se va a consumir en el corto tiempo. Un café recién molido se disfruta más por su sabor y frescura. Por otra parte, usar un grado de molienda incorrecto para el método de preparación (demasiado fino o demasiado grueso) puede resultar en un café sub extraído (sabor débil y acuoso) o sobre extraído (sabor amargo y astringente). Es importante ajustar la molienda según el método de preparación, como una molienda más fina para espresso y más gruesa para prensa francesa. Preguntale al barista de tu barrio qué molienda te conviene. No hay nada que le guste más a un barista conocer a alguien que quiere aprender.
  3. Temperatura y calidad del agua: No usar agua de la canilla. El agua dura o con un alto contenido mineral puede dar al café un sabor apagado o desagradable. Utilizar agua filtrada puede mejorar significativamente la calidad de tu café. Por otra parte, el agua demasiado caliente puede quemar el café, dando como resultado un sabor amargo y desagradable, mientras que el agua no lo suficientemente caliente no extraerá adecuadamente los sabores del café, resultando en una bebida insípida. La temperatura ideal del agua para preparar café está entre 90°C y 96°C.
  4. Proporción incorrecta de café a agua: Utilizar demasiado o muy poco café en relación con el agua puede llevar a un café demasiado fuerte o demasiado débil. Una proporción general recomendada es de aproximadamente 1 a 2 cucharadas de café molido por cada 180 ml de agua, pero esto puede variar según el gusto personal y el método de preparación.
  5. No limpiar adecuadamente la cafetera o el equipo: Los residuos de café viejo y los aceites pueden acumularse en tu equipo de preparación, afectando negativamente el sabor de tu café. Es importante limpiar regularmente todas las partes de tu cafetera o equipo de preparación para asegurar el mejor sabor posible.