• Dólar
  • BNA $821.5 ~ $861.5
  • BLUE $1030 ~ $1030
  • TURISTA $1314.4 ~ $1314.4

18 C ° ST 18.31 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Recomendaciones

¿Cómo optimizar el uso del aire acondicionado en medio de las olas de calor?

Evitar el ciclo repetitivo de encendido y apagado, más optar por equipos eficientes y seguir prácticas que optimicen el consumo, son pasos esenciales hacia un uso más responsable y sostenible de un aire acondicionado

03 Febrero de 2024 20.57

Los aires acondicionados se convierten en nuestros aliados insustituibles cuando las temperaturas del verano se elevan, pero su utilización inadecuada puede tener repercusiones tanto en la factura eléctrica como en el medio ambiente. La eficiencia en el uso de este electrodoméstico se convierte en una prioridad para aquellos que buscan un equilibrio entre el confort y la sostenibilidad. En esta nota, exploraremos el dilema de apagar y encender el aire acondicionado, analizando qué práctica es más eficiente y proporcionando recomendaciones para optimizar su consumo energético.

El dilema de apagar y encender: 

Una práctica que muchos adoptan, pero que los especialistas desaconsejan, es apagar y encender repetidamente el aire acondicionado. ¿La razón detrás de esta desaprobación? Cada vez que reiniciamos el equipo, experimenta un pico de consumo durante la aceleración inicial. Si esta acción se repite con frecuencia, se traduce en un aumento significativo del gasto de energía y, por ende, en la factura eléctrica.

Para comprender este fenómeno, es esencial tener claridad sobre el mecanismo de trabajo del aire acondicionado. Al encenderlo, el equipo debe alcanzar una cierta velocidad de operación, momento en el cual se produce el mayor consumo de energía. Si se apaga y se vuelve a encender, este proceso se repite, generando un ciclo de aceleración y aumento del consumo.

Sin embargo, esto no significa que dejar el aire acondicionado encendido todo el día sea la solución ideal. La clave radica en utilizarlo durante el tiempo necesario y mantener un uso eficiente para evitar el desperdicio de energía.

aire acondicionado

Recomendaciones para un uso eficiente del aire acondicionado:

Entre los secretos principales para cuidar la energía se encuentra controlar la temperatura y no apagar y prender el aire muchas veces.

Calificación Energética: Optar por un aire acondicionado eficiente desde el punto de vista del consumo es crucial. Todos los dispositivos cuentan con una etiqueta que indica la calificación energética, clasificada de la A a la G, siendo la A la de mayor eficiencia.

Modelos Inverter: Preferir modelos inverter en lugar de los convencionales puede marcar la diferencia. La tecnología inverter regula el compresor, permitiendo que trabaje a la velocidad necesaria. Esto puede resultar en un ahorro energético de hasta el 40%.

Limpieza de Filtros: Realizar la limpieza de los filtros de manera regular es esencial para evitar la restricción del flujo de aire. Filtros limpios no solo mejoran el rendimiento del equipo, sino que también contribuyen a prevenir problemas de salud relacionados con el polvo y los ácaros.

Capacidad Adecuada: Consultar con un técnico para elegir la capacidad adecuada según el espacio es fundamental. Un aire acondicionado demasiado potente para un área pequeña, o viceversa, puede resultar ineficiente y generar un consumo excesivo.

Ubicación de la Unidad Externa: Instalar la unidad externa en un lugar sombreado es una estrategia eficaz. La exposición al sol puede afectar el rendimiento del equipo, y cada grado menos adentro representa un 8% más de consumo. Buscar una temperatura agradable es clave.

Uso Moderado y Programado: Apagar el aire acondicionado cuando no sea necesario, especialmente durante períodos prolongados de ausencia, es una práctica eficiente. Utilizar termostatos programables para ajustar la temperatura según las necesidades del día puede resultar en un ahorro del 10% al 15%.