• Dólar
  • BNA $905.5 ~ $905.5
  • BLUE $1100 ~ $1100
  • TURISTA $1448.8 ~ $1448.8

16 C ° ST 14.57 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Diferencia entre los bloques dialoguistas

La UCR criticó a Pichetto por la eliminación de un artículo en la reforma laboral

Desde el radicalismo cuestionaron al líder de Hacemos Coalición Federal por los cambios de último momento en la iniciativa. “Se convirtió en el vocero de la central sindical”, advirtió la vice del bloque radical.

26 Abril de 2024 16.25

Las diferencias entre los bloques dialoguistas -entre los cuales se encuentran el PRO, la UCR, Hacemos Coalición Federal e Innovación Federal- persisten de manera interna a pesar de los dictámenes de mayoría para la Ley de Bases y Puntos de Partida de los Argentinos y la Ley de Acuerdo Fiscal.

Uno de los puntos de mayor conflicto es la discusión de la reforma laboral que se votará la semana que viene en el recinto de Diputados y en la cual se incluye el fondo de cese optativo por convenio al estilo UOCRA, períodos de prueba de seis meses con posibilidad de extensión a ocho para empresas de 6 a 100 empleados, la eliminación de multas al trabajo mal registrado, un agravamiento de la indemnización en casos de discriminación y la simplificación del registro.

De acuerdo a lo que argumentan desde la Casa Rosada, estos cambios en la legislación deben ser impulsados para agilizar el mercado de trabajo y, para eso, buscan intentar consensuar con todos los sectores. Por esta razón, en su redacción, se tomaron conceptos de iniciativas de la UCR, el PRO e incluso tuvieron en cuenta planteos de la CGT.

A pesar de la búsqueda del equilibrio, se desataron internas en la oposición dialoguista por los desacuerdos que surgieron con respecto a algunos puntos de la reforma. Por un lado, Karina Banfi, la vicepresidenta de la bancada de la UCR, señaló en el plenario de las comisiones que, desde el radicalismo, se propone un debate por más medidas que impulsen la “modernización laboral”, ya que consideró que los marcos normativos en materia de trabajo “son un obstáculo”. “Nuestra propuesta se basa en mirar el trabajo del futuro, dónde estamos parados hoy y hacia dónde estamos yendo”, sostuvo.

Sobre este último punto, Banfi cruzó a Miguel Ángel Pichetto por “defender” al sindicalismo debido a su sugerencia de dejar para una discusión futura los artículos que se relacionan con empresarios y los gremios. “Se convirtió en el vocero de la CGT”, expresó en diálogo con Radio Splendid.

Por otra parte, otra de las disidencias más fuertes que remarcaron con respecto a la propuesta del Gobierno es la de la eliminación de las cuotas solidarias sindicales. “Eso coarta la libertad de asociación y lo vamos a defender en el recinto”, argumentó Banfi.

Asimismo, a pocos días de la marcha del 1 de mayo por el Día del Trabajador, Pablo Moyano -líder de Camioneros y cosecretario general de la CGT- rechazó la reforma laboral tildándola de “regresiva y represiva”, y lanzó una fuerte crítica en relación a los cambios: “Un día te dicen otra cosa, después van cerrando distintos temas. No sabemos qué va a presentar el Gobierno. Nosotros la rechazamos de plano”.

En contraposición, la interna sigue en el bloque de Pichetto con sus diferencias, en primera instancia, en los diputados de Santa Fe, Mónica Fein y Esteban Paulón, quienes se mostraron “dispuestos” a debatir modificaciones en la legislación, pero entendiendo que “no pueden ser regresivas ni aprobadas en un breve debate a puertas cerradas de los involucrados”. Asimismo, los socialistas refrieron que el tratamiento de la reforma laboral “no se trata de ajustar o actualizar algunas normativas” sino que tiene que ser una “transformación que abarque la seguridad social, la salud y el fortalecimiento de los derechos colectivos de trabajo”.

Sin embargo, el desacuerdo más grande se encuentra en los seis diputados que pertenecen a la Coalición Cívica de Elisa Carrió, cuyo presidente, Juan Manuel López, adelantó que presentarían dictámenes propios. Si bien manifestaron que muchos temas van a coincidir con el dictamen de la mayoría -entre ellos el capítulo de empleo público- no van a votar las dos delegaciones que quedan.

“No podemos delegar facultados ni a este Presidente ni a ningún otro. Es un poder muy grande para un Presidente que en alguna oportunidad negó su propia firma, por ejemplo, cuando se aumentó un 48% su salario hace unos meses. Preferimos que cada vez que necesite algo el Poder Ejecutivo nos lo pida a este Congreso y se lo vamos a dar”, sostuvo López en el debate del plenario.

Durante la próxima semana, los reclamos de cada bloque y de cada sector sobre la reforma laboral se volverán a exponer en el recinto de la Cámara de Diputados, donde el oficialismo buscará obtener la media sanción.