• Dólar
  • BNA $881.5 ~ $921.5
  • BLUE $1270 ~ $1270
  • TURISTA $1410.4 ~ $1410.4

26 C ° ST 25.52 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Caso Báez Sosa

Matías Benicelli, segundo rugbier en romper el silencio: "Yo sé que no maté a Fernando"

Uno de los cinco rugbiers condenados a prisión perpetua por el asesinato de Fernando Báez Sosa buscó desligarse del crimen y argumentó que estuvo "en el lugar y momento equivocado".

04 Junio de 2024 20.23

A días de que Máximo Thomsen decidiera romper el silencio por primera vez, Matías Benicelli, otro de los cinco rugbiers condenados a prisión perpetua por el asesinato de Fernando Báez Sosa en enero de 2020, siguió los pasos de su compañero, habló por primera vez con los medios de comunicación y se desentendió del crimen.

Al igual que Thomsen, Benicelli intentó desligarse del hecho y responsabilizó al resto del grupo del homicidio de Báez Sosa. Si bien dijo que "entiende a los jueces que lo condenaron" y a los padres de la víctima, argumentó: "Ellos creen que todos los que estuvimos aquella noche fuimos sus asesinos".

"Yo sé que no maté a Fernando, pero pido perdón de todo corazón en nombre de todos los que causaron su trágica desaparición", expresó en una carta dirigida al programa Alerta 247, que se emite por A24.

En ese sentido enfatizó: "Nunca fui parte de un pelotón de fusilamiento que a patadas sesgó la vida de Fernando. Ni fui uno de los que salían a buscar peleas por Zárate con otros grupos para jactarme de esas supuestas hazañas. Estuve en el lugar y momento equivocado porque fui de vacaciones a Villa Gesell con un grupo de 9 personas”.

El joven agregó que "no justifica las causas" y que "nunca terminó de entender los actos de algunos" pero lamentó que haya "terminado absurdamente la vida de un adolescente de 20 años". Además, pidió que "la violencia sea erradicada para siempre de todos los lugares públicos y privados donde se reúnen los jóvenes para festejar la vida y no para invocar la muerte".

Los cambios en la estrategia legal de los rugbiers

Benicelli fue condenado por ser considerado como coautor de homicidio doblemente agravado por alevosía y en concurso premeditado de dos o más personas y por este delito fue sentenciado a prisión perpetua, al igual que Máximo Thomsen, Enzo Comelli, Luciano y Ciro Pertossi, mientras que Blas Cinalli, Ayrton Viollaz y Lucas Pertossi recibieron una pena de 15 años de cárcel.

El joven cambió su defensa a comienzos de este año y denunció irregularidades en la estrategia de Hugo Tomei, quien fue el abogado de todo el grupo a lo largo del extenso proceso judicial. Lo acusó de dirigir la defensa en beneficio de otros coimputados.

Ahora Carlos Attías es su nuevo representante, quien presentó un escrito con denuncias contra Tomei ante el Tribunal de Casación Penal, con el objetivo de "recurrir al fallo" y solicitó el "recurso de inaplicabilidad y nulidad de la sentencia recurrida".

Matías Benicelli lamentó la muerte de Fernando Báez Sosa y pidió que sea recordado "como un mártir"

Además de querer probar su inocencia, en la carta que envió esta tarde, Benicelli también expresó: "Tengo una hermana mayor que es preciosa y un hermano menor de 17 años a quienes quiero y extraño cada día, una mamá amorosa y un padre que es mi ejemplo de trabajo, de esfuerzo y de dignidad de vida".

"Con ellos aprendí el valor de la familia, a creer en Dios y a sostener valores que hoy, más que nunca, me sostienen en la prisión en la que estoy", remarcó.

"Que la muerte de Fernando sea recordada como la de un mártir, que ofrendó todo cuanto tenía, su vida", sostuvo.

Por último, cerró el mensaje disculpándose con los padres de Báez Sosa y remarcando que su "solidaridad y amor" está con ellos. "Pedir perdón parece una hipocresía, cuando no sale directo desde del corazón. San Francisco decía, es preciso amar para ser amado, perdonar, para ser perdonado. Mi solidaridad y mi amor está con los padres de Fernando, como está también con mi familia".

Los testigos que declararon contra Matías Benicelli en el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa

Pese a sus nuevas declaraciones, los videos que los propios rugbiers grabaron durante el homicidio de Báez Sosa probaron su participación en el crimen y más de un testigo aseguró haberlo visto en el lugar.

Uno ellos lo identificó en medio de la escena gritando y arengando. “A ver si seguís pegando, negro de mierda”, lo escucharon decir.

Por otra parte, uno de los empleados de seguridad del boliche Le Brique que lo retiró del lugar tras los incidentes entre ambos grupos de amigos, declaró que Benicelli “estaba muy agresivo”. “Cuando yo llego a donde estaba él, uno de los chicos que se estaba peleando se cae de espalda. Yo lo levanto y veo que uno de camisa blanca (Benicelli) se da vuelta, le pega y cuando le quiere pegar a otro, lo reduzco”, relató.

Máximo Thomsen relató en una entrevista televisiva la semana pasada que el cruce con el grupo de Báez Sosa había comenzado adentro del boliche luego de "la víctima le pegara una piña en la frente a Matías (Benicelli)".