• Dólar
  • BNA $884.5 ~ $924.5
  • BLUE $1280 ~ $1280
  • TURISTA $1415.2 ~ $1415.2

25 C ° ST 24.45 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Murió un líder palestino que hacía una huelga de hambre en prisión y lanzaron cohetes hacia Israel

Jader Adnan falleció a causa de su deteriorado estado de salud. Los misiles cayeron en zonas despobladas y ninguna milicia se adjudicó aún los lanzamientos.

Jader Adnan
Jader Adnan

02 Mayo de 2023 07.37

El líder palestino Jader Adnan, de 44 años, murió en la madrugada de este martes en una cárcel de Israel debido al deterioro que sufrió su estado de salud tras pasar 86 días en huelga de hambre como modo de protesta por su detención. Luego de conocerse la noticia, se lanzaron tres cohetes desde Gaza hacia el territorio israelí.

Adnan, de 44 años, que había sido acusado por terrorismo e incitación a la violencia como miembro de la Yihad Islámica Palestina (YIP) -organización considerada terrorista por Israel, Estados Unidos y la Unión Europea- falleció en el penal Nitzan, según confirmó el Servicio de Prisiones israelí, que aseguró que el preso se había negado a recibir atención médica.

El Ministerio de Detenidos Palestinos de la ANP (Autoridad Nacional Palestina) confirmó a la agencia de noticias EFE que la muerte fue consecuencia de la huelga de hambre que inició el 5 de febrero, el mismo día que fue arrestado. En tanto, el Ministerio de Exteriores hizo a Israel "totalmente responsable" del fallecimiento de Adnan y llevará este "crimen" ante la Corte Penal Internacional ante la negativa de las autoridades a liberarlo pese al riesgo de muerte.

"La ocupación israelí y su administración penitenciaria llevaron a cabo un asesinato deliberado contra el prisionero Jader Adnan al rechazar su solicitud de liberación, desatenderlo médicamente y mantenerlo en su celda a pesar de la gravedad de su estado de salud", advirtió el primer ministro palestino, Mohamed Shtayeh.

La organización Médicos por los Derechos Humanos de Israel (PHRI por su sigla en inglés) advirtió el último lunes, cuando la huelga alcanzó los 86 días, que Adnan afrontaba "una muerte inminente" y debía ser "trasladado urgentemente a un hospital para su observación médica", ya que estaba "peligrosamente demacrado" y presentaba "dificultad para moverse o mantener una conversación básica".

El palestino expresó su deseo de ser hospitalizado y presentó tres condiciones para someterse a exámenes médicos en la prisión: permitir que su familia lo visitara, estar acompañado de cerca por un médico del PHRI y que su información médica no se compartiera con autoridades israelíes. Sin embargo, nada de eso ocurrió. 

Un portavoz de la Yihad Islámica advirtió la semana pasada que la muerte de Adnan sería considerada "un asesinato" por parte de Israel y "enfrentaría graves consecuencias".

En la mañana de este martes, tres cohetes fueron lanzados desde la Franja de Gaza hacia Israel, tal como informó el Ejército israelí, que precisó que cayeron en zonas despobladas aledañas al enclave costero. Ninguna milicia se los ha adjudicado hasta el momento.

Arrestado en el pasado 12 por Israel, Adnan pasó más de ocho años encarcelado y se ha convertido en un símbolo de lucha para el resto de los presos palestinos mediante las cinco huelgas de hambre que mantuvo.

Actualmente, casi 5.000 palestinos están detenidos en cárceles israelíes, de los cuales más de 1.000 se encuentran en detención administrativa, es decir sin cargos ni juicio.

Más de un millón de palestinos han sido encarcelados desde el inicio de la ocupación israelí en 1967, incluidas más de 15.000 mujeres, según información del Ministerio para los Detenidos, que asegura que "cada familia palestina fue testigo del arresto de al menos uno de sus miembros".