• Dólar
  • BNA $165.75 ~ $173.75
  • BLUE $309.00 ~ $313.00
  • TURISTA $272.25 ~ $285.45

31 C ° ST 30.5 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Irán

Cuatro niños fueron asesinados en una brutal represión a las protestas por la muerte de Mahsa Amini

Amnistía Internacional documentó los casos y exigió a la ONU escuchar los gritos de justicia de las víctimas. Hay, además, más de 700 los detenidos

Tensión y protestas en Irán.
Tensión y protestas en Irán. (REUTERS)

25 Septiembre de 2022 00.11

La ola de manifestaciones en Irán por la muerte de Mahsa Amini, la joven detenida por la policía de la moral, no cesa y la represión del régimen va en aumento. Según denunció Amnistía Internacional, ya son cuatro los menores que murieron debido a la represión por parte de la fuerza nacional iraní.

“Amnistía Internacional ha registrado los nombres de 19 personas, entre ellas tres niños, que murieron por disparos de las fuerzas de seguridad el 21 de septiembre. También se ha confirmado la muerte de otras dos personas, entre ellas un menor de 16 años, el 22 de septiembre, y se están investigando otras muertes”, reveló la organización en un comunicado. A esta cifra se le suman los más de 700 detenidos -entre ellos, 60 mujeres- y 50 muertos que se registran al día de hoy.

“Amnistía Internacional ha revisado fotos y videos que muestran víctimas fallecidas con heridas horribles en la cabeza, el pecho y el estómago”, dijo la organización y agregó que el aumento del número de muertos es una indicación alarmante de “cuán despiadado ha sido el ataque de las autoridades contra la vida humana, bajo la oscuridad del apagón de Internet”.

Según relatos de testigos presenciales, entre las fuerzas de seguridad implicadas en los mortíferos tiroteos se encuentran agentes de la Guardia Revolucionaria, fuerzas paramilitares Basij y agentes de seguridad vestidos de civil. “Estas fuerzas de seguridad han disparado munición real contra los manifestantes con la intención de dispersarlos, intimidarlos y castigarlos o impedirles la entrada a los edificios estatales. Esto está prohibido por el derecho internacional, que restringe el uso de armas de fuego a los casos en los que su uso es necesario en respuesta a una amenaza inminente de muerte o lesiones graves, y sólo cuando medios menos extremos son insuficientes”, denunció AI.

“No existe tal cosa como una investigación imparcial en Irán. Los Estados miembros de la ONU deben ir más allá de las declaraciones, escuchar los gritos de justicia de las víctimas y los defensores de los derechos humanos en Irán y establecer urgentemente un mecanismo de investigación independiente de la ONU”, ha declarado Heba Morayef, directora del Programa para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional.

La prestigiosa organización, además, afirmó que la rabia expresada en las calles también ha mostrado lo que sienten los iraníes sobre la omnipresente policía de la moral y las leyes de uso obligatorio del velo. “Ya es hora de que estas leyes discriminatorias y las fuerzas de seguridad que las aplican sean eliminadas por completo de la sociedad iraní, de una vez por todas”, exigió Morayef.

protestas en irán por  Mahsa Amini,
Un grupo de mujeres protestó sacándose el velo tras la muerte de la joven Amini.

El Comité para la Protección de Periodistas reportó, por su parte, que al menos 17 reporteros fueron detenidos. “Es necesario enfatizar por enésima vez que desde un punto de vista profesional, la cobertura de protestas no es diferente de la cobertura de terremotos, inundaciones, inauguraciones de fábricas o a la publicación de estadísticas de divorcio”, dijo la asociación que pidió la liberación de sus “compañeros”.

Entre los detenidos se encuentra la periodista Nilufar Hamedi, una de las primeras en reportar la muerte de Mahsa Amini. También, el activista Hossein Ronaghi, quien compartía videos e información en redes sociales sobre las protestas.

Mahsa Amini
Mahsa Amini, la joven de 22 años que murió tras ser detenida por la policía moral de Irán.

Ante los disturbios, el régimen iraní ha procedido a restringir el acceso a internet fijo y de redes móviles, que seguirán hasta el final de las protestas, según informaron funcionarios. Los efectivos policiales han enfrentado a los grupos con armas de fuego, porras y pistolas taser. Además, calificaron a los manifestantes de “contrarrevolucionarios”, “alborotadores” y “conspiradores”. Por su parte, el ministro del Interior, Ahmad Vahidi, los acusó de “seguir a los Estados Unidos, a los países europeos y a los contrarrevolucionarios para crear desorden y destrucción en el país”.

Amini, la joven de 22 años, falleció el pasado viernes 16 de septiembre luego de ser detenida por la policía moral de Irán, acusada de llevar el velo mal colocado. Durante su detención, sufrió un infarto y un posterior coma que le causaron la muerte.

A raíz del hecho, la sociedad iraní salió a las calles a manifestarse en contra de los métodos represivos y las exigencias hacia las mujeres. Así, en los ocho días consecutivos que llevan las protestas, se ha visto a un sinfín de mujeres salir sin sus velos, quemar las prendas e, inclusive, cortarse el pelo en señal de protesta.

Las movilizaciones se dieron en todo el país, se calcula en más de 80 ciudades y centros urbanos. Así, llegaron a Sarí, la capital de la provincia de Mazandarán, ubicada en el norte del país, donde la gente rodeó el ayuntamiento y rompió imágenes de Ruhollah Jomeini, ex Líder supremo, y Alí Jamenei, actual.

Mahsa Amini
Amini falleció el pasado viernes 16 de septiembre. Durante su detención, sufrió un infarto y un posterior coma que le causaron la muerte.

“Muerte al dictador”, “no queremos a la República Islámica” y “mujeres, vida y libertad” son algunos de los cantos que se escuchan.

Oshnavieh es otra de las ciudades donde se registraron grandes disturbios. Incluso, se decía que había caído en manos de los manifestantes. Sin embargo, autoridades judiciales iraníes desmintieron la versión este sábado y dijeron a la agencia de noticias Mizan: “La ciudad está completamente bajo el control de las fuerzas policiales y la situación es completamente normal”.

Tanto las principales universidades de la capital como las de Amir Kabir, Shahid Beheshti o Allameh Tabatabaei han sido escenario de protestas. Por ello, se dispuso la suspensión de clases presenciales y se optó por la modalidad virtual, lo que está previsto que continúe durante toda la semana, en medio de un ciclo lectivo que comenzaba este sábado.

ONU Mujeres expresó el viernes su “profunda preocupación” por la muerte de la joven y exigió que se lleve a cabo una investigación “imparcial” por parte de una autoridad independiente.

“Las circunstancias que rodean a este suceso son una causa de particular preocupación”, señaló el Organismo.