• Dólar
  • BNA $163.25 ~ $171.25
  • BLUE $316.00 ~ $320.00
  • TURISTA $268.95 ~ $282.15

34 C ° ST 32.8 °

Unión Radio 91.3 en vivo

La amenazaron y atacaron por su orientación sexual

Una joven encontró un paquete en la puerta de su casa, con un claro ataque a su orientación sexual.

02 Noviembre de 2022 00.56

Eran las 6 de la mañana, Rocío Sánchez salió de su casa y se encontró en la puerta un paquete con una amenaza lesboodiante. “Para la torta”, escribieron casualmente en una bolsa de la emblemática panadería familiar de la Isla Martín García, fundada por sus padres hace 35 años.

No fue la única agresión, dentro del paquete dejaron un juguete sexual con la misma frase. La mujer de 34 años denunció que no fue la primera vez: “Sentí desprotección, no puedo quedarme callada”.

“Anteriormente orinaron en la fachada y creo que ambos ataques están relacionados”, indicó y expresó: “Sentí un desconcierto muy grande, exposición y desprotección. La amenaza es un mensaje de odio a las tortas y odio al laburo de mi familia”.

Hasta el momento no hay ningún detenido ni hay sospechas concretas sobre el o los posibles atacantes.

El juguete sexual que colocaron dentro de la bolsa frente a la casa de la mujer. (Foto: Instagram/rochisanchez007)
El juguete sexual que colocaron dentro de la bolsa frente a la casa de la mujer. (Foto: Instagram/rochisanchez007)

Aunque realizó la denuncia ante la prefectura, en la zona no hay cámaras de seguridad y no reportaron testigos que hayan visto algo, lo que complica dar con los agresores: “En la isla vivimos 100 personas y esto es algo muy, muy atípico. De hecho, hace 10 años todos saben que soy lesbiana y nunca había recibido ninguna agresión por eso”.

Pese a no querer culpar a nadie sin tener pruebas, cree que “esta violencia se habilitó a partir del maltrato y los discursos de odio que hace años pone en circulación la Dirección de Islas”.

Según lo que detalló, la actual gestión intentó echarlos: “Quiso cobrar los cánones correspondientes a la renovación de la concesión sin ninguna documentación respaldatoria. En ese momento mi familia planteó que no correspondía y nos dijeron, de manera violenta, que teníamos que irnos de la isla y de la panadería en un plazo de 10 días porque nuestro local no servía para su proyecto. Interpusimos un recurso de amparo y logramos que la justicia inste al gobierno provincial a permitirnos permanecer y trabajar”.

La histórica panadería "Rocío", fundada por sus padres hace 35 años. (Foto: Instagram/rochisanchez007)
La histórica panadería "Rocío", fundada por sus padres hace 35 años. (Foto: Instagram/rochisanchez007)

La panadería es un comercio histórico en la reserva natural y muy reconocida por los isleños, quienes no dudaron en solidarizarse con la mujer que posteó en sus redes sociales el ataque recibido la semana pasada.

De inmediato, se llenó de mensajes de apoyo e indignación frente a lo que le había sucedido. “Basta de lesboodio”; “ojalá se pueda parar esta lluvia de odio”; “desde el Delta en apoyo y solidaridad con ustedes”, fueron algunos las respuestas. “Afortunadamente me sentí muy respaldada por la reacción de repudio de toda la comunidad. Como nos gusta decir, la isla es inclusiva”, concluyó.

 

El descargo de la Dirección de Islas sobre la amenaza

 

Tras la consulta, el director provincial de las islas Eugenio Liggesmeyer expresó su “total repudio a la discriminación por la orientación sexual a ella y a su pareja” y remarcó: “Lamento profundamente esto por la época en la que vivimos, me parece que estamos ante un hecho aberrante”.

En ese sentido, opinó sobre el posible responsable: “Para mí fue algún vivo que quiso hacer una broma de mal gusto, pero le salió mal. Tenemos que ser firmes y no permitirlo”. Además, afirmó que las autoridades se pusieron en contacto con Sánchez al enterarse de lo sucedido y pidieron que se hiciera la denuncia “para que se visibilice”.

Respecto al planteo que hizo la mujer sobre hostigamiento y mal clima por parte de la Dirección, respondió: “No hay tal clima, no hay conflicto. Ella está en la isla, no hay problemas. Estamos muy cerca de firmar un convenio para se llegue a buen entendimiento”.

Según su versión, “no existía el convenio de ningún comercio ni vivienda en toda la isla” y explicó: “En el caso de la panadería, estaba vencido y queremos poder avanzar, al igual que con otros comercios”. Asimismo, desmintió las “supuestas amenazas” y dijo que “no hubo coerción del organismo ni de las autoridades”.