• Dólar
  • BNA $900 ~ $940
  • BLUE $1480 ~ $1480
  • TURISTA $1440 ~ $1440

3 C ° ST 2.93 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Bienestar

Este es el ejercicio que ayuda a corregir la espalda arqueada y a reducir la joroba

05 Julio de 2024 23.12

El pilates es una disciplina que ha evolucionado para adaptarse a las necesidades físicas y psicológicas de las personas, siempre basándose en tres principios: coordinación, equilibrio y conciencia.

La revista Vogue explica que el pilates se enfoca en la alineación postural a través de la estabilización y el fortalecimiento del abdomen, por lo que los músculos abdominales, lumbares, los glúteos y el suelo pélvico se encargan en ese centro de gravedad que sostiene a la columna vertebral mientras se realiza el movimiento.

Ejercicios para corregir la espalda arqueada y la joroba

Esta disciplina es una de las más eficaces para corregir posturas y aliviar el dolor de espalda. Entre los distintos tipos se encuentra el de máquinas, el de suelo (o mat) y el pilates de pared, que es muy práctico, ya que se puede hacer en cualquier sitio despejado, favorece la estabilidad y corrige la postura, trabajando los brazos, los hombros y la espalda.

1. Ejercicio para la espalda

La persona se pone a la distancia de un brazo desde la pared, se comienza con un movimiento de hombros y se termina con una movilización de piernas. Se bajan los hombros poniendo las escápulas hacia abajo y hacia atrás, todo esto respirando con suavidad.

Las dos manos se apoyan en la pared y se alejan los pies para formar una diagonal desde el suelo con el cuerpo a un ángulo de 45 grados. Las manos deben quedar a la misma altura de los hombros. Se dobla el codo y se lleva la mano derecha al hombro izquierdo para apoyar en la pared. Se repite con la otra mano al hombro contrario. Son 10 repeticiones con cada mano.

2. Plancha de comando en la pared:

Partiendo de la postura anterior, en diagonal con la pared y ambas manos apoyadas a la altura de los hombros, se dobla un codo y se apoya el antebrazo en la pared, luego se dobla el otro codo y se repite el ejercicio. La persona quedará en posición de plancha con los antebrazos apoyados.

Se estira el brazo derecho y luego el izquierdo, dejando las palmas apoyadas en la pared y los brazos estirados. Son 10 repeticiones.