• Dólar
  • BNA $133.00 ~ $141.00
  • BLUE $290.00 ~ $295.00
  • TURISTA $219.45 ~ $232.65

11 C ° ST 10.14 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Tras el encuentro con Putin, Alberto Fernández habló con Volodimir Zelenski y condenó a Rusia

Los mandatarios establecieron comunicación a través de una llamada de 35 minutos en la que el presidente argentino se comprometió a seguir pidiendo el cese al fuego ante los organismos internacionales.

01 Julio de 2022 14.05

Por primera vez desde que comenzó la guerra, Alberto Fernández habló por teléfono con el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, durante 35 minutos. El mandatario argentino condenó la invasión de Rusia y se comprometió a seguir pidiendo el cese al fuego ante los organismos internacionales.

Luego de los saludos protocolares del inicio, Zelenski agradeció “el apoyo y la solidaridad” que Ucrania recibió por parte de la Argentina desde el inicio de la guerra. En particular el líder ucraniano también hizo mención a las últimas declaraciones del presidente argentino condenando la invasión de Rusia.

Zelenski resaltó el envío de ayuda humanitaria desde la Argentina como así también la recepción de ucranianos en el país. Junto a Alberto Fernández también estuvo el canciller, Santiago Cafiero, y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz.

El Presidente estuvo acompañado por Santiago Cafiero y Gustavo Béliz (Foto: Presidencia).
El Presidente estuvo acompañado por Santiago Cafiero y Gustavo Béliz (Foto: Presidencia).Por: ESTEBAN COLLAZO

Ambos mandatarios se reservaron un lugar de la charla para analizar el impacto económico y social que la guerra está teniendo en todo el mundo, reflejado en los altos índices de inflación y el riesgo a una escasez en ciertas cadenas de suministro de alimentos.

 

¿Cómo se gestó la llamada?

 

Fernández se comunicó con Zelenski desde su oficina en la Casa Rosada después de que la embajada de Ucrania en Buenos Aires le manifestara a través de una carta oficialmente a Cancillería el interés de Kiev por concretar la llamada.

Es la primera vez que el líder ucraniano habla con un mandatario de América del Sur. El único contacto que había tenido hasta el momento fue con el primer ministro del pequeño país centroamericano de Belice.

Una semana después del encuentro con Putin, Alberto Fernández habló con Volodimir Zelenski y condenó a Rusia

A diferencia de lo que ocurrió con los líderes europeos, el acercamiento de Zelenski con América había sido mucho más distante. La embajada ucraniana en la Argentina empezó a trabajar desde hace meses para lograr algún tipo de aparición del presidente ucraniano.

En un principio la intención de Ucrania fue que Zelenski participe en el Congreso nacional en un formato de videoconferencia, similar a como hizo durante sus intervenciones en la Unión Europea, en la ONU o en el Capitolio norteamericano.

Hubo contactos con Sergio Massa, presidente de la Cámara de Diputados, pero no así con Cristina Kirchner en el Senado. Desde Kiev esperaban “un gesto” de los legisladores nacionales antes de apretar el acelerador para concretar esa llamada. Saben de la posición de la vicepresidenta, más cercana a Rusia que el propio Alberto Fernández.

 

La posición argentina sobre la guerra

 

En las últimas semanas el presidente Alberto Fernández tuvo distintas apariciones en el ámbito internacional que le dieron lugar para pronunciarse sobre la guerra en Ucrania. Si bien el pedido siempre fue por la paz, el repudio a la invasión rusa se manifestó de distintas formas.

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, pide más respaldo a nivel internacional. (Foto: AP)
El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, pide más respaldo a nivel internacional. (Foto: AP)

Hace una semana el Presidente participó como invitado especial de la cumbre de líderes de los BRICS. Frente a Putin, pidió “por la paz” a nivel mundial pero evitó condenar específicamente la invasión rusa.

Distinto fue durante su participación en el G7 en Munich, donde Alberto Fernández repudió el accionar de las fuerzas rusas. Desde las primeras semanas de guerra la posición de Cancillería fue condenar también la invasión.