• Dólar
  • BNA $142.75 ~ $150.75
  • BLUE $282.00 ~ $286.00
  • TURISTA $234.30 ~ $247.50

12 C ° ST 11.11 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Tensión en el Gobierno Nacional por la marcha de la CGT, la CTA y organizaciones sociales alineadas con el oficialismo

En la Casa Rosada y en la cartera de Hacienda entienden la movilización como una especie de golpe a los 100 días de paz que las tres patas del Frente de Todos acordaron.

17 Agosto de 2022 01.36

La foto de un centro porteño colmado por miles de personas en rechazo a los altos niveles de inflación no caerá nada bien en el Gobierno de Alberto Fernández ni en el entorno del ministro de Economía Sergio Massa.

En la Casa Rosada y en la cartera de Hacienda entienden que la movilización de la CGT, la CTA y organizaciones sociales alineadas con el oficialismo es una especie de golpe a los 100 días de paz que las tres patas del Frente de Todos acordaron de cara al arribo de Massa al gabinete. “Aunque los organizadores digan que no es en contra del Gobierno es algo que no queremos ver”, repiten.

El oficialismo intentó en estas últimas jornadas desactivar sin éxito la marcha que comenzará este miércoles al mediodía y de la que participarán, entre otros, el Movimiento Evita, Barrios de Pie y el Movimiento de los Trabajadores Excluidos (MEP) de Juan Grabois.

El Gobierno no quiere la foto de la movilización masiva de la CGT en el centro porteño. Foto: NA.
El Gobierno no quiere la foto de la movilización masiva de la CGT en el centro porteño. Foto: NA.

 

El Gobierno no quiere la foto de una movilización masiva que irrumpa con la “tensa paz” de la Casa Rosada

 

La reunión que Massa mantuvo con los dirigentes de la CGT Héctor Daer y Carlos Acuña, en la que los sindicalistas plantearon que no aceptarán aumentos fijos para compensar el desajuste de la inflación, terminó de dinamitar toda intención del oficialismo por desactivar la marcha. Los gremialistas quieren sostener las paritarias libres y difícilmente se muevan de su posición.

Además, el último dato de inflación de julio (7,4%) colocó mucha presión sobre los dirigentes sindicales, que en algún momento analizaron internamente dar de baja la movilización como un gesto hacia el nuevo ministro de Economía. Es que las bases sindicales pidieron acciones concretas para reclamar ante la inflación y la conducción gremial no tuvo más que confirmar la movilización.

En lo que va del año, la inflación subió a 46,2% y el poder adquisitivo de los trabajadores se ve cada vez más erosionado. El sector que responde a Pablo Moyano es el que más critica al Gobierno por la suba de precios. Tiempo atrás cuestionó la falta de acciones para combatir este flagelo y pocos días atrás arremetió contra Matías Tombolini, el secretario de Comercio.

Pablo Moyano, uno de los jefes de la CGT y referente del gremio de Camioneros, es crítico del Gobierno por la alta inflación. (Foto: NA).
Pablo Moyano, uno de los jefes de la CGT y referente del gremio de Camioneros, es crítico del Gobierno por la alta inflación. (Foto: NA).

 

La Casa Rosada busca calmar la interna para transmitir tranquilidad a los mercados

 

La marcha ocurre en momentos en los que la Casa Rosada intenta, además, concentrar la atención pública en la gestión de Gobierno y no en las disputas internas entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner. Massa tomó la centralidad y busca transmitir que por primera vez en mucho tiempo todas las patas del oficialismo están concentradas en trabajar para lograr el equilibrio. Los famosos “100 días de paz”.

“Es tiempo de dedicarnos plenamente a la gestión, estabilizar este problema y con el acuerdo de paz vamos a dedicarnos a gestionar por primera vez”, le dijo una fuente a este medio.

El principal objetivo del Gobierno de cara a los próximos meses es lograr orden político para que esa estabilidad se traslade a los mercados y evitar desfasajes con el dólar.

“Acomodar la macro para generar tranquilidad en la micro”, suelen repetir cerca de Massa. Lo cierto es que el ministro de Economía tendrá este miércoles un fuerte reclamo de los sectores sindicales que piden más acciones para reducir la suba de precios. Tal vez la primera tormenta de la tensa paz que vive la Casa Rosada por estos días.