• Dólar
  • BNA $906 ~ $946
  • BLUE $1420 ~ $1420
  • TURISTA $1449.6 ~ $1449.6

12 C ° ST 11.28 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Pacto de Mayo en Tucumán

El gobernador salteño se quedó dormido: malestar por el frío y el horario

Algunos de los mandatarios provinciales mostraron su fastidio con caras de cansancio.

Gustavo Sáenz
Gustavo Sáenz

09 Julio de 2024 09.24

Entre el curioso horario en el que se firmó el Pacto de Mayo, las bajas temperaturas que se registran en Tucumán y la extensión del discurso de Javier Milei, algunos de los gobernadores presentes en la Casa Histórica no pudieron evitar las caras de fastidio y uno de ellos hasta se quedó dormido.

Los gobernadores llegaron a la Casa de Tucumán entre las 23 y las 23.30, antes de la llegada del propio Milei. La espera se hizo larga. Tras el arribo del Presidente, la banda militar Coronel Bonifacio Ruiz de los Llanos y luego Los Infernales de Güemes interpretaron el Himno Nacional y la Marcha de San Lorenzo. Recién después comenzó la firma del acta de 10 puntos.

El gobernador de Tucumán, Osvaldo Jaldo, fue el primero en firmar el Acta de Mayo en la Casa Histórica. Luego fue el turno del presidente provisional del Senado, Bartolomé Abdala, al que le siguieron el presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menem, la secretaria general de la Presidencia, Karina Milei. Posteriormente, comenzaron a estampar sus rúbricas el resto de los 18 gobernadores provinciales presentes, uno por uno.

Luego de la tradicional foto de familia que se sacó Milei junto a los gobernadores, el libertario entregó junto al cuerpo de Infantería de Montaña 10 la ofrenda floral a los próceres de la Independencia. Recién después arrancó el discurso.

saen tucuman dormido


 

A medida que Milei comenzó a avanzar en la lectura, se empezaron a ver las primeras caras de fastidio y cansancio. Promediando un discurso en el que el Presidente hizo un repaso de los diez puntos del Pacto, el gobernador de Salta, Gustavo Sáenz, abrigado con su poncho típico, se quedó dormido.

Según quedó retratado, el salteño primero cerró los ojos y después dejó caer su cabeza, sin disimulo. A su lado, sus pares de Neuquén y de Santiago del Estero, Rolando Figueroa y Gerardo Zamora, respectivamente, también optaron por cerrar un rato los ojos.

El discurso del jefe de Estado terminó minutos después de la 1 de la mañana de este martes 9 de Julio, feriado nacional, cuando la capital tucumana registraba una temperatura de 3 grados.

Ese clima que invitados como los ex presidentes Mauricio Macri y Adolfo Rodríguez Saá debieron soportar junto a gran parte del Gabinete de ministros, emplazados fuera de la Casa Histórica de Tucumán. Incluso el ex senador Esteban Bullrich, que fue aplaudido y ovacionado por el esfuerzo simbólico de su presencia.

Ese mismo que contrastó con algunas excusas para las ausencias. La vicepresidente Victoria Villarruel informó una gripe, en la previa del desfile militar del que será parte este martes. El jefe del bloque del PRO en Diputados, Cristian Ritondo había anticipado un "compromiso personal impostergable": era el cumpleaños de su esposa.

"Viva la patria y viva la libertad, carajo. Muchas gracias a todos, gracias por este gesto patriótico", culminó el Presidente a su estilo, en una extensa cadena nacional. Y despabiló a varios.