• Dólar
  • BNA $142.75 ~ $150.75
  • BLUE $282.00 ~ $285.00
  • TURISTA $234.30 ~ $247.50

23 C ° ST 22.01 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Horror en Rosario: Un chico de 14 años fue asesinado con un disparo en la cabeza

El menor vivía con su madre y sus hermanos más chicos, que abandonaron la vivienda tras el crimen.

16 Agosto de 2022 21.21

Un chico de 14 años fue asesinado el domingo por la noche de un disparo en la cabeza en su casa, ubicada en un pasillo de viviendas precarias en Ayacucho al 6700, en la zona sur de Rosario. El homicida, según relataron los testigos, lo llamó por su nombre antes de ejecutarlo: “Adriano”. El adolescente se asomó y recibió el tiro.

En lo que va del año, en el departamento de Rosario asesinaron a 20 menores de edad. En el caso de Adriano Palacios, los vecinos del barrio Molino Blanco hablan de un contexto vinculado al narcomenudeo que afecta a todo la zona.

De acuerdo con el diario La Capital, el chico vivía con su madre y sus hermanos más chicos, que abandonaron la vivienda tras el crimen. En una mesa, se puede ver la gorra que usó Adriano para una foto en Facebook. Debajo, en el piso, un gran charco de sangre.

Sobre el móvil del crimen hay dos versiones: que Adriano vendía drogas en la casa para una banda en disputa con otra y, por otro lado, que había sido desalojado junto a su familia por un grupo, y fue asesinado al intentar recuperar la vivienda.

La escena del crimen del chico de 14 años. (Foto: La Capital).
La escena del crimen del chico de 14 años. (Foto: La Capital).

En la escena del crimen, los peritos encontraron ocho vainas servidas calibre 9 milímetros. Al revisar el cadáver, el médico mencionó la posibilidad de que el disparo haya sido efectuado con el arma apoyada en la cabeza de la víctima.

“Después, antes de irse, dispararon para todos lados como para meter miedo”, contó un vecino sobre los homicidas. En el pasillo, sobre la pared de un kiosco y sobre unas chapas, quedaron las marcas de esa ráfaga de tiros que efectuaron antes de darse a la fuga.

“La gente que los echó vende, son los que le pegaron al policía allá por Arijón”, dijo uno de las personas del barrio al diario rosarino sobre el ataque a balazos de mayo pasado contra el policía Gabriel Zanabria. Luego de ese hecho, comenzó a hablarse de “Los Picudos”, una grupo de jóvenes, algunos menores de edad, señalados como sicarios y dealears.

 

Rosario: con cinco homicidios en el fin de semana, las víctimas trepan a 178

 

En la madrugada del lunes, cerca de las 5.30, fue asesinada una mujer identificada por la policía como Joana Belén Ortolan, de 31 años. Voceros judiciales señalaron que la mujer ingresó baleada al hospital de Emergencias local, donde los médicos constataron que había muerto como consecuencia de heridas de balas.

El vehículo en el que se trasladaba, un Volkswagen Fox gris en el que la víctima fue llevada hasta el centro de salud, quedó retenido porque presentaba impactos de arma de fuego, dijeron a Télam fuentes del caso.

De acuerdo a las primeras averiguaciones, el ataque armado habría ocurrido en inmediaciones de las calles Gaboto y Camilo Aldao, en la zona sudoeste de Rosario.

Una posible hipótesis que manejaban los investigadores es que la mujer haya sido atacada en el interior del mismo auto en el que fue trasladada al hospital de Emergencias, aunque fuentes policiales indicaron que al llegar al sitio del ataque Ortolan estaba tendida en la vía pública.

El fiscal Ademar Bianchini ordenó la realización de la autopsia del cuerpo de la víctima y las medidas de rigor del caso, informó la Fiscalía Regional.

Con los dos homicidios ocurridos entre la noche del domingo y la madrugada del lunes, se registraron cinco asesinatos el fin de semana en la ciudad santafesina de Rosario.

El viernes cerca de las 19 un joven de 21 años fue asesinado también a tiros en la zona sur, en inmediaciones de Avenida del Rosario al 400 bis.

Según fuentes policiales, el joven identificado como Alejandro Gabriel Ramua fue atacado por desconocidos que se movían en moto y alcanzó a ingresar a su domicilio, donde finalmente murió como consecuencia de las heridas.

Unas horas más tarde otro joven, de 22 años, fue ejecutado a tiros con las manos precintadas en inmediaciones de las calles Tucumán y Matienzo, en el barrio Ludueña, donde se registraron cerca del 20% de los homicidios en lo que va del año.

La víctima fue identificada como Alan Agustín Ferrari y, según las primeras averiguaciones, fue trasladada en un auto con las manos precintadas y fue bajado del vehículo en ese lugar, donde lo ejecutaron a tiros sobre la calle.

El sábado a la noche en zona de Pasaje 1746 al 2100 fue asesinada la tercera víctima del fin de semana, un joven de 21 años llamado Uriel Alejandro Cantero, ultimado a balazos disparados desde un automóvil mientras el chico estaba en la puerta de su domicilio, en el barrio Santa Lucía del oeste rosarino, indicaron fuentes judiciales.

En lo que va del año se registraron 178 asesinatos en el Departamento Rosario, la cifra más alta en ese período de tiempo de la última década.