• Dólar
  • BNA $122.50 ~ $128.50
  • BLUE $221.00 ~ $224.00
  • TURISTA $201.30 ~ $211.20

9 C ° ST 6.97 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Uruguay

Absolvieron a uno de los detenidos por el crimen de Lola Chomnalez

Ángel Moreira, "el Cachila", estaba preso y acusado de encubrir el homicidio de la adolescente argentina.

20 Junio de 2022 18.45

Ángel “El Cachila” Moreira fue absuelto por la justicia uruguaya.  El cuidacoche estaba procesado por el encubrimiento del crimen de Lola Chomnalez, la adolescente argentina de 15 años asesinada en las playas de Barra de Valizas en diciembre de 2014.

Según se pudo tomar conocimiento a través del diario El Observador, el juez Juan Giménez Vera fue quien absolvió a Moreira con críticas sobre el proceso que este enfrentó.

Según la sentencia que compartió el medio uruguayo, “la sola voz de Moreira Martínez, relatando hechos poco creíbles por un lado, y contradictorios con respecto a las pruebas que se han acumulado, demuelen cualquier estructura seria que pretenda responsabilizar con certeza jurídica a una persona de la comisión de un delito. Prestarle oído, sería juzgar con la ley del encaje, al decir de Cervantes”

El juez argumentó que la teoría de la fiscal sobre el caso estaba basada, principalmente, en las declaraciones de Moreira. En este sentido, cabe recordar que tanto los resultados de las pericias psicológicas, como psiquiátricas y semiológicas, revelaron que Moreira tiene tendencia “a la mitomanía”, a “irritarse fácilmente y perder el control de sus impulsos” y un patrón de “desprecio y violación de los derechos de los demás”.

En un principio, al inicio de la investigación, había sido detenido. Sin embargo, tras el cotejo de su ADN con el material genético hallado en la mochila de la víctima, el cual dio negativo, fue liberado.

Las declaraciones de Moreira ante la justicia fueron contradictorias. “El Cachila” había declarado que se cruzó con anterioridad con la adolescente, y le había ofrecido ”una estampita". También, dijo que la misma se sintió “mareada”, y al auxiliarla, terminó descubriendo que “no tenía pulso”. Por lo cual, se asustó y huyó. Además, Cachila había descripto el lugar dónde se encontraba el cuerpo de la víctima.

Ante estas declaraciones, fue acusado y procesado por encubrimiento, ya que, según el fiscal Vaz, las declaraciones del acusado tenían detalles precisos que representaban su implicación en el crimen.

Mientras tanto, la abogado defensora de Moreira sostenía que aquél nunca estuvo en el lugar donde fue asesinada Lola y que sus declaraciones en realidad habían sido coaccionadas por la policía. 

Durante este año, en abril, la fiscal Jéssica Pereira había solicitado que el acusado recibiera la condena de diez años de prisión. Una solicitud que el juez finalmente resolvió con la absolución.