• Dólar
  • BNA $163.25 ~ $171.25
  • BLUE $316.00 ~ $320.00
  • TURISTA $268.95 ~ $282.15

33 C ° ST 31.86 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Podría ser condenada con hasta 40 años de prisión

Una enfermera se enfrenta a un juicio por haber amputado el pie de un paciente sin permiso ni orden médica, y exhibirlo en una tienda

Los pies del hombre de 62 años se habían congelado. El caso está en la justicia. La mujer fue acusada de abuso físico de una persona mayor causando intencionalmente gran daño corporal y caos.

10 Noviembre de 2022 15.06

Mary K. Brown es una enfermera que amputó el pie de un paciente sin su permiso, para exhibirlo en una tienda de taxidermia de su familia con un letrero que decía: “Usen sus botas, niños”.

Según NBC News sobre documentos judiciales, esta mujer de Wisconsin extrajo el pie congelado de un paciente de 62 años el 27 de mayo, en el Centro de Salud y Rehabilitación de Spring Valley.

Brown fue acusada de abuso físico de una persona mayor causando intencionalmente gran daño corporal y caos. En los informes destacan que en junio, el forense se puso en contacto con los investigadores porque le enviaron el cuerpo para una autopsia debido a “las circunstancias inusuales de su muerte”. Y dijo que el pie estaba separado de la víctima.

 

Antes de morir, se le congelaron sus pies: una enfermera le cortó uno sin su permiso

La víctima se había caído en su casa cuando se quedó sin calefacción, lo que le provocó “congelación severa”. Brown declaró que lo cortó por el “estado calamitoso de sus pies”.

Las enfermeras visitaban al paciente con frecuencia antes de la amputación y creían que moriría pronto y el director de enfermería declaró que antes de ser cortado el pie estaba “muerto, con mal olor y sujeto por un tendón”.

Brown habría usado tijeras para cortar el tendón, amputando su pie derecho por completo y sin una orden médica. El pie fue colocado en una bolsa en un freezer para ser enviado con la víctima cuando muriera.

Fue una enfermera la que le dijo a Koch que Brown habló sobre llevarse el pie de la víctima a casa y “revestirlo con epoxi”. Según aseguró otra, tiene una tienda de taxidermia por eso lo preservaría y lo exhibiría con un letrero que decía “Usen sus botas, niños”.

El Centro de Salud y Rehabilitación de Spring Valley emitió un comunicado diciendo que Brown ya no trabaja allí y que el centro “continuará cooperando plenamente con la investigación de este asunto”.

Está previsto que Brown comparezca ante el tribunal el 6 de diciembre. Si es declarada culpable, enfrenta hasta 40 años de prisión por cada cargo de delito grave, así como seis años adicionales de prisión por cada cargo debido a penas mejoradas por abuso de ancianos.