• Dólar
  • BNA $184.50 ~ $192.50
  • BLUE $378.00 ~ $382.00
  • TURISTA $303.60 ~ $316.80

24 C ° ST 23.93 °

Unión Radio 91.3 en vivo

En un juicio por corrupción

Un cardenal juzgado por fraude presentó una conversación con el Papa Francisco como evidencia

La cinta fue grabada por un acompañante de Becciu, ex sustituto de la secretaria de Estado de la Santa Sede, quien fue retirado por el sumo pontífice y privado de sus derechos como purpurado tras ser acusado por malversación de fondos .

(Foto: Vatican News)

25 Noviembre de 2022 22.20

Este viernes la prensa italiana informó la existencia de un audio en el que se oía una llamada telefónica entre el Papa Francisco y cardenal Angelo Becciu. En la grabación, el imputado por fraude buscó que el Pontífice admitiera haber realizado un cuestionado movimiento financiero.

La grabación fue reproducida en medio de un juicio por corrupción contra el cardenal y se presentó como evidencia este jueves por los fiscales del Vaticano, quiénes comentaron que formaba parte de una serie de materiales obtenidos de un policía financiero italiano que investiga un organismo benéfico ligado al acusado.

 

Qué se habló en la llamada telefónica

La llamada se llevó a cabo el 24 de julio del 2021, tan solo 3 días antes de que empezara el juicio, y se registró sin el consentimiento del Sumo Pontífice. Habría sido un acompañante de Becciu, quién grabó la conversación. En ese momento, el pontífica aún se recuperaba de una “estenósis diverticular” en el colon.

Durante la conversación telefónica con el papa, el cardenal le pide que confirme la aprobación de un desbloqueo de fondos, realizado para liberar a una monja colombiana que estaba secuestrada en África desde 2017, por un grupo vinculado a Al Qaeda. “¿Me dio o no la autorización para lanzar las operaciones de liberación de la religiosa?”, consultó Becciu.

Y continuó: “Habíamos fijado el rescate en 500.000 euros, no más porque nos parecía inmoral dar más dinero a (...) los terroristas...Creo que le había informado de todo esto ... ¿se acuerda?”. Ante la duda del obispo, Bergoglio responde que recuerda “vagamente” el hecho, y le pide que repita la pregunta por escrito.

 

La destitución de Becciu

El cardenal Angelo Becciu, retirado por el papa Francisco y privado de sus derechos como purpurado, destinó presuntamente 500.000 euros de fondos de la Secretaria de Estado a una mujer para la creación de una red de diplomacia paralela, pero se gastaron en artículos de lujo, de acuerdo con medios italianos.

angelo becciu
El cardenal Angelo Becciu saluda al cardenal Matteo Zuppi (Foto: REUTERS/Remo Casilli)

Becciu fue retirado de su cargo después de que el Vaticano comenzase una investigación por una inversión inmobiliaria, la compra de un edificio en Londres, que salió tan mal que finalmente ha producido un agujero de 400 millones en las cuentas vaticanas.

Pero además se conoció que cardenal habría enviado fondos de la Conferencia Episcopal Italiana y una vez del Óbolo di San Pedro, la institución que recoge las colectas para la misión del papa, a Cáritas de Cerdeña para que se usasen a favor de la cooperativa Spes, cuyo propietario y representante legal es su hermano Tonino.

Becciu explicó que el Pontífice lo destituyó porque los magistrados le acusaban de malversación. Asimismo, confirmó que envió los fondos a Caritas, y explicó que no veía nada de malo en ello.

 

La malversación de fondos contra un cardenal australiano

Por otra parte, se publicó que desde la Secretaria de Estado se emitieron transferencias por cerca de 700.000 euros a una cuenta bancaria en Australia, y que este dinero estaría vinculado al juicio por abuso sexual que afrontó el cardenal australiano George Pell.

Un medio italiano especuló que habrían servido para pagar a los testigos que acusaron a Pell de abusos sexuales, ya que Becciu y el cardenal australiano tuvieron fuertes diferencias en la gestión de las finanzas vaticanas.

El abogado de Becciu, Fabio Viglione, negó categóricamente que el cardenal italiano “tuviese cualquier injerencia en el juicio del cardenal Pell”. Mientras que el abogado del australiano, Robert Richter, afirmó que se debería “abrir una investigación internacional” después de la noticia de los supuestos pagos del Vaticano a cuentas australianas para influir en el juicio.