• Dólar
  • BNA $122.50 ~ $128.50
  • BLUE $221.00 ~ $224.00
  • TURISTA $201.30 ~ $211.20

9 C ° ST 8.47 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Tiroteo en Texas: Joe Biden llegó a Uvalde y visitó la escuela de la masacre

El presidente de Estados Unidos y la primera dama esperan consolar el domingo a una ciudad golpeada por el dolor y la ira.

29 Mayo de 2022 15.40

El presidente de Estados Unidos y la primera dama esperan consolar el domingo a una ciudad golpeada por el dolor y la ira cuando se reúnan con las familias afectadas por una masacre en una escuela primaria de Texas donde murieron 19 estudiantes y dos profesoras.

Los Biden pasearon durante varios minutos ante el memorial dedicado a las víctimas, mantuvieron una conversación con la directora de la escuela, Mandy Gutiérrez, y con el superintendente del distrito escolar, Hal Harrell, y luego asistieron a una misa en honor a los fallecidos.

En el memorial a las víctimas, el presidente y su esposa depositaron un ramo de flores, leyeron detenidamente los nombres de los fallecidos y acariciaron algunas de sus fotografías. Pudo observarse a Biden con lágrimas en los ojos.

La misa, a la que acudieron unas 600 personas, tuvo lugar en la Iglesia Católica del Sagrado Corazón de Uvalde, a cuya entrada recibió a la pareja presidencial el arzobispo Gustavo García Siller.

Poco tiempo antes de que se celebrase la misa a la que asistió Biden -en inglés-, se había celebrado otra en lengua española.

Es la misma iglesia en cuyo aparcamiento anoche se celebró una vigilia a la que acudieron decenas de personas, que cantaron y leyeron una a una las historias de cómo eran los niños fallecidos.

La visita a la ciudad de Uvalde es el segundo viaje de Joe Biden en cuestión de semanas para consolar a una comunidad que está de luto tras una pérdida asombrosa.

El 17 de mayo estuvo en Buffalo, Nueva York, para reunirse con las familias de las víctimas y condenar el supremacismo blanco después de que un pistolero racista que defendía la "teoría del reemplazo'' matara a 10 personas negras en un supermercado.

Los tiroteos de Texas y Nueva York y sus consecuencias han puesto de manifiesto las profundas divisiones en el país y su incapacidad para llegar a un consenso sobre las medidas para reducir la violencia con armas de fuego.

 

"El mal"

"El mal llegó a esa aula de la escuela primaria en Texas, a esa tienda de comestibles en Nueva York, a demasiados lugares donde han muerto inocentes'', declaró Biden el sábado durante un discurso de graduación en la Universidad de Delaware. "Tenemos que ser más fuertes. Debemos ser más fuertes. No podemos prohibir la tragedia, lo sé, pero podemos hacer que Estados Unidos sea más seguro''.

Biden visitó un sitio de homenaje montado frente a la escuela primaria Robb antes de asistir a una misa en una iglesia católica local. También tenía previsto reunirse con los familiares en un centro comunitario y después con los socorristas en el aeropuerto local antes de regresar a Washington, informó la Casa Blanca. No se espera que pronuncie un discurso formal.

Mckinzie Hinojosa, cuya prima Eliahana Torres fue asesinada el martes, dijo que respetaba la decisión de Biden de estar de luto con la gente de Uvalde. "Es más que un duelo'', afirmó. "Queremos un cambio. Queremos acción. Sigue siendo algo que ocurre una y otra vez. Se produce un tiroteo masivo. Sale en las noticias. La gente llora. Luego todo desaparece. A nadie le importa. Luego vuelve a ocurrir. Otra vez''.

Joe Biden abraza a Mandy Gutierrez. Foto AFP 

Joe Biden abraza a Mandy Gutierrez. Foto AFP

"Si hay algo que podría decirle a Joe Biden, tal y como está, es que respete a nuestra comunidad mientras esté aquí y estoy seguro de que lo hará'', añadió. "Pero necesitamos un cambio. Necesitamos hacer algo al respecto''.

Divisiones

La visita de los Biden a Uvalde se produce en medio de un creciente escrutinio de la respuesta policial al tiroteo. Las autoridades revelaron el viernes que los estudiantes y los profesores suplicaron repetidamente a los operadores del número de emergencias 911 que les ayudaran, incluso cuando un comandante de la policía dijo a más de una decena de agentes que esperaran en un pasillo.

Los funcionarios dijeron que el comandante creía que el sospechoso estaba atrincherado dentro de un aula contigua y que ya no había un ataque en marcha.