• Dólar
  • BNA $186.50 ~ $194.50
  • BLUE $373.00 ~ $377.00
  • TURISTA $306.90 ~ $320.10

24 C ° ST 24.13 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Desesperadas razones

Rusia quiere prohibir el teletrabajo a profesionales de la informática por cuestiones de seguridad nacional

Luego del éxodo de talentos por la invasión a Ucrania, Moscú teme que los empleados remotos de empresas rusas filtren datos sensibles y pongan en riesgo al país.

08 Enero de 2023 00.23

Legisladores de la Duma Estatal de Rusia propusieron esta semana prohibir la salida del país a profesionales de las Tecnologías de la Información y el impedimento de trabajar de forma remota desde cualquier parte del mundo: temen que los trabajadores se trasladen a países miembros de la OTAN y compartan, sin advertirlo, información sensible que ponga en riesgo la seguridad del país.

De concretarse el proyecto, el sector ruso de las TIC corre el riesgo de perder más empleados en el nuevo año mientras las autoridades intentan atraer de vuelta a algunas de las decenas de miles de personas que se han marchado al extranjero.

Al tener empleos flexibles, el sector informático ocupó un lugar destacado entre los muchos rusos que huyeron luego de la invasión de Putin a Ucrania y el posterior llamado a incorporarse a las filas militares.

Cuando Rusia invadió Ucrania, aproximadamente 70.000 trabajadores del sector tecnológico abandonaron el país en desacuerdo con la guerra. Desde entonces, el éxodo siguió a paso firme y el Kremlin calcula que actualmente unos 100.000 profesionales de las TIC cumplen sus tareas desde otros países, generando una creciente preocupación por las consecuencias que esta práctica puede tener en materia de seguridad estatal.

Según los legisladores rusos, la huida de trabajadores especializados en las TIC constituye un grave problema para la ciberseguridad y la economía rusas. Por un lado, Moscú teme que los exiliados que están asentados en países de la OTAN puedan filtrar datos que comprometan a la seguridad militar de Rusia.

Por otra parte, esta fuga de cerebros es considerada por muchos como un desastre para los intereses rusos por la falta de personal disponible en ciberdefensa, especialmente en medio de un conflicto bélico y una posible escalada de la guerra.

En paralelo, este problema ya está afectando también a la economía rusa. Muchos expatriados comenzaron a dejar de pagar impuestos y su actividad no aporta divisas al país.

Por estas razones y para “detener la hemorragia” de trabajadores, integrantes del parlamento ruso propusieron la prohibición de salir del país a determinados profesionales “tecno” y entre las sugerencias resultantes del debate está el impedimento de trabajar de forma remota desde cualquier parte del mundo, opción que obligaría a muchos a regresar o ser despedidos por parte de las empresas establecida en territorio ruso.

Sin embargo, no todos apoyan la medida. Desde el Ministerio de Asuntos Digitales de Rusia afirmaron que una prohibición total podría restar eficacia a las compañías rusas de Tecnologías de Información y, por tanto, hacerlas menos competitivas. Es que desde el organismo saben que las empresas que no contratan teletrabajadores se pierden de un talentoso sector de la población que solo aceptaría trabajar de esa manera y desde otros países.