• Dólar
  • BNA $133.00 ~ $141.00
  • BLUE $290.00 ~ $295.00
  • TURISTA $219.45 ~ $232.65

12 C ° ST 10.98 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Pacientes pos Covid podrían experimentar daños en los pulmones, indetectables por las tomografías

Se trata de un estudio del Oxford Biomedical Research Centre de Reino Unido. Para realizarlo utilizaron resonancias magnéticas con xenón hiperpolarizado para estudiar las secuelas en los pulmones y la falta de aire luego de meses de recuperación.

30 Enero de 2022 20.09

Un estudio llevado a cabo en Reino Unido sobre las posibles secuelas del Covid-19 en pacientes con dificultad para respirar, señala que mediante una nueva prueba pueden identificarse anomalías en los pulmones de estos pacientes, que mostraron resultados normales ante otras pruebas como tomografías.

Se trata de una investigación piloto que involucra equipos en Oxford, Sheffield, Cardiff y Manchester, y está financiada por el National Institute for Health Research (NIHR). El objetivo es mejorar la comprensión del Covid prolongado, desde el diagnóstico y el tratamiento hasta la rehabilitación y la recuperación. 

 

De qué se trata y cómo es el estudio que muestra los daños que no se ven en otras pruebas

 

El estudio EXPLAIN utiliza resonancias magnéticas con xenón hiperpolarizado para investigar el posible daño pulmonar en pacientes con COVID prolongado que experimentan dificultad para respirar y no fueron hospitalizados cuando tenían COVID-19.

Estos primeros resultados sugieren que la enfermedad puede provocar “un deterioro persistente en la transferencia de gases y anomalías pulmonares subyacentes”. Sin embargo, no está claro hasta qué punto estas anomalías contribuyen a la disnea (dificultad para respirar), detalló el National Institute for Health Research en su sitio oficial.

La resonancia magnética de xenón hiperpolarizado requiere que el paciente se acueste en un escáner de resonancia magnética y respire un litro de gas de xenón cuya estructura atómica es alterada para que pueda verse mediante resonancia magnética. 

El xenón es un gas inerte que se comporta de manera muy similar al oxígeno, por lo que los radiólogos pueden observar cómo se mueve el gas desde los pulmones hacia el torrente sanguíneo.

Los investigadores reclutaron a 36 pacientes de tres grupos diferentes: personas con cuadros prolongados que tuvieron tomografías computarizadas normales, personas que habían estado en el hospital con Covid-19 y habían recibido el alta hace más de tres meses, que tenían tomografías computarizadas normales o casi normales y que no estaban experimentando Covid por mucho tiempo, y por último un grupo de control emparejado por edad y género que no tuvo síntomas prolongados, ni había sido hospitalizado por la enfermedad.

 

Los datos principales sobre los presuntos daños del Covid prolongado 

 

De acuerdo a los resultados iniciales, publicados en el sitio medRxiv, los pacientes con Covid prolongado tenían resonancias magnéticas de xenón hiperpolarizadas anormales, lo que indicaba una "transferencia de gas significativamente deteriorada" de los pulmones al torrente sanguíneo, pese a que sus tomografías computarizadas mostraron resultados normales.

En tanto, el estudio EXPLAIN completo reclutará a 200 pacientes con Covid prolongado con disnea, junto con 50 pacientes que han tenido Covid-19 pero que ahora no tienen ningún síntoma; 50 pacientes que no tienen dificultad para respirar, pero tienen otros síntomas prolongados de COVID, como 'niebla mental'; y 50 personas que nunca han tenido Covid largo que actuarán como controles para la comparación.

Fergus Gleeson, investigador principal del estudio, profesor de radiología en la Universidad de Oxford y radiólogo consultor en la Fundación NHS de los hospitales de la Universidad de Oxford, expresó: "Sabíamos por nuestro estudio post-hospitalario de Covid que el xenón podría detectar anomalías cuando la tomografía computarizada y otros las pruebas de función pulmonar son normales”

“Lo que hemos encontrado ahora es que, aunque sus tomografías computarizadas son normales, las resonancias magnéticas con xenón han detectado anomalías similares en pacientes con Covid prolongado”, detalló.  

Estos pacientes, dijo Gleeson, nunca estuvieron en el hospital y no tenían una enfermedad grave aguda cuando se contagiaron. En algunos casos, “han estado experimentando sus síntomas durante un año después de contraer Covid-19”.

La resonancia magnética de xenón hiperpolarizada fue iniciada por el profesor Jim Wild y el grupo de investigación de imágenes pulmonares, pulmonares y respiratorias de Sheffield (POLARIS) en la Universidad de Sheffield. 

Wild, co-investigador y profesor de investigación del NIHR, dijo: “La resonancia magnética con xenón está en una posición única para ayudar a comprender por qué la dificultad para respirar persiste en algunos pacientes después del Covid. El xenón sigue el camino del oxígeno cuando es absorbido por los pulmones y puede indicarnos dónde se encuentra la anomalía entre las vías respiratorias, las membranas de intercambio de gases y los capilares de los pulmones”.

“Este estudio multicéntrico es muy emocionante, y realmente espero que ayude a traducir los métodos de resonancia magnética pulmonar que hemos desarrollado para su uso clínico en el Reino Unido”.

Emily Fraser, coinvestigadora y consultora respiratoria que dirige la Clínica de Evaluación Post-Covid de Oxford, consideró que se trata de “resultados interesantes y pueden indicar que los cambios observados dentro de los pulmones de algunos pacientes con COVID prolongado contribuyen a la disnea”. 

No obstante, aclaró que se trata de “hallazgos tempranos” por lo que “es clave seguir trabajando para comprender la importancia clínica”. “Extender este estudio a un mayor número de pacientes y observar grupos de control que se han recuperado de la COVID debería ayudarnos a responder esta pregunta”, y a comprender los mecanismos que impulsan un cuadro prolongado, dijo.

El profesor Nick Lemoine, presidente del comité de financiación de Long-COVID de NIHR y director médico de NIHR Clinical Research Network, dijo: "Más de un millón de personas en el Reino Unido continúan experimentando síntomas meses después de tener COVID-19, siendo la disnea uno de los síntomas más graves".