• Dólar
  • BNA $122.50 ~ $128.50
  • BLUE $221.00 ~ $224.00
  • TURISTA $201.30 ~ $211.20

9 C ° ST 6.97 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Médicos aconsejan al Papa Francisco que se opere lo antes posible de la rodilla

La artrosis en la rodilla derecha le produce dolores que lo inmovilizan. Sería con anestesia local. Y le colocarían una prótesis.

29 Abril de 2022 11.52

El Vaticano calla, el Papa Francisco sufre cada vez más pero asegura que los médicos le dicen que pasará el intenso dolor que le produce la gonartrosis, o sea una artrosis de la rodilla derecha. Se difunde la versión de que sus médicos le recomiendan ahora que se opere lo antes posible.

Desde el viaje del Papa a Malta a principios de este mes, la enfermedad que Francisco padece se ha agravado. Se trata de una rotura de ligamentos de la rodilla derecha debido a la postura y deambulación del Papa mortificadas por una vieja dolencia: la inflamación del nervio ciático que lo condena a renguear y a sufrir crisis un intenso dolor.

El Papa cumplió en diciembre 85 años y está bien en general de salud, tras la operación de cirugía que sufrió el 4 de julio en el Hospital Gemelli de Roma para extirparle 30 centímetros del intestino grueso debido a una infección de divertículos.

La artrosis grave en la rodilla produce una degeneración irreversible de los cartílagos. El Papa ha dicho en varias ocasiones que los médicos le explicaron que la cura podía ser lenta pero que “hay que tener paciencia”.

Suspensión de la agenda

Pero en los últimos días debió suspender o pasar a un segundo plano en las ceremonias quedándose sentado.

También estuvo ausente de una de las reuniones del Consejo de Cardenales, que se reunió tres día en el Palacio Apostólico vaticano y suspendió audiencia, entre ellas al canciller argentino Santiago Cafiero.

El miércoles su llegada a la audiencia general al aire libre en San Pedro fue un suplicio. Se lo vio descender con dificultad del auto descubierto en el sagrario de la basílica y caminar apoyándose en el brazo que le ofreció el padre Leonardo Sapiensa, regente de la Casa Pontificio, hasta el palco de la audiencia.

“Un camino largo y fatigoso”, escribió el “Corriere della Sera”.

Se ha llegado a un punto en que está seriamente afectada su capacidad de movimiento. A los fieles que estaban en la plaza, el Papa dijo al final de la audiencia: “Les pido disculpas por el saludo sentado, pero es que no puedo estar parado mucho tiempo. Se trata de un problema que con el tiempo ha empeorado”.

Por eso los médicos le aconsejan operarse. Se trata de una intervención ligera con una anestesia parcial epidural o espinal que dura una hora, para colocar al paciente una prótesis en la rodilla derecha.

Al día siguiente puede ya ponerse de pie y la internación, si todo va bien, oscila entre dos y seis días, explica la literatura médica. La rehabilitación debe ser rigurosa y se calcula que en dos o tres semanas el Papa podría moverse hacia una actividad normal, que estará completada por lo menos uno o dos meses después.