• Dólar
  • BNA $145.00 ~ $153.00
  • BLUE $280.00 ~ $284.00
  • TURISTA $239.25 ~ $252.45

31 C ° ST 29.64 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Horror

Brasil: A 23 días de las elecciones, un militante de Jair Bolsonaro asesinó a un seguidor de Lula da Silva

Estaban solos en una zona rural. La policía detuvo al presunto asesino cuando fue al hospital.

09 Septiembre de 2022 18.15

A menos de un mes de las elecciones presidenciales de Brasil y después de una multitudinaria caravana oficialista en Brasilia y en Río de Janeiro, un simpatizante del presidente Jair Bolsonaro asesinó a cuchillazos y hachazos a un seguidor de Lula da Silva en un área rural de Mato Grosso.

El miércoles a la noche, Benedito Cardoso, de 42 años, discutió de cuestiones políticas con Rafael Silva de Oliveira, de 24 años, y la pelea terminó en tragedia. "Cardoso estaba defendiendo a Lula y el autor dijo que estaba defendiendo a Bolsonaro", reveló Victor Donizete de Oliveira Pereira, delegado de la Policía Civil en Confresa, la ciudad del interior de Brasil donde se produjo el crimen.

En una chacra en Confresa, un municipio de unas 30.000 personas en el estado de Mato Grosso, Cardoso le tiró un puñetazo a Silva de Oliveira, quien se se lo devolvió. En ese momento, Cardoso tomó un cuchillo para agredir a su contrincante, quien se lo quitó, lo persiguió y lo hirió. Con Cardoso en el suelo, el asesino lo remató de 15 hachazos. Después Silva de Oliveira intentó esconder las armas y escapó.

La policía detuvo al autor del crimen cuando fue a un hospital para recibir atención médica. Victor Donizete de Oliveira Pereira, delegado de la Policía Civil, dijo que ambos hombres estaban solos en la propiedad rural cuando se inició una "discusión por motivos políticos".

En medio de una campaña electoral muy polarizada en la previa de las elecciones del 2 de octubre, Lula se expresó en las redes sociales por el crimen.

"Con gran tristeza supe la noticia del asesinato de Benedito Cardoso dos Santos, en la zona rural de Confresa. La intolerancia tomó otra vida. Brasil no merece el odio que se ha instaurado en ese país. Mis condolencias a la familia y amigos de Benedito", escribió Lula en Twitter.

La tensión por las elecciones creció en el último tiempo. "Está en juego nuestra libertad", declaró Bolsonaro en el Palacio de la Alborada, su residencia oficial, antes de dirigirse hacia la Explanada de los Ministerios, una céntrica avenida de Brasilia en la encabezó un desfile cívico militar en conmemoración de los 200 años de la Independencia del país de Portugal.

Según coinciden los sondeos, cuando faltan unas tres semanas para las elecciones, el líder de la ultraderecha tiene una intención de voto en torno al 30 %, frente al 45 % que obtendría Lula, quien ya gobernó el país entre 2003 y 2010.

El mandatario de Brasil realizó distintos actos en el marco de su campaña presidencial. "El mal que duró 14 años en nuestro país casi destroza nuestra patria", manifestó.

 

Otro crimen en la campaña electoral

 

El Partido de los Trabajadores denunció a principios de julio el asesinato por "odio y violencia política" de un líder de la fuerza en Foz de Iguazú (Paraná, sur) a manos de un seguidor del presidente ultraderechista Jair Bolsonaro, que también murió en el incidente.

La Policía del estado de Paraná indicó que "se trató de una discusión" entre los dos hombres, sin aclarar si tuvo una motivación política, según el diario Folha de S. Paulo.

Marcelo Arruda, militante del PT y candidato a vicealcalde en las elecciones de 2020, celebraba sus 50 años con una fiesta temática del partido, cuando "fue asesinado" por un policía penitenciario federal "bolsonarista", según un comunicado de esa agrupación.

Marcelo Arruda, del PT, asesinado en julio. Foto Reuters/Christian Rizzi
Marcelo Arruda, del PT, asesinado en julio. Foto Reuters/Christian Rizzi

"Estábamos en la fiesta (...) y alrededor de las 11:30 (pm) apareció un hombre que no era invitado y que nadie conocía, y empezó a gritar desde el auto 'Mito' y otras cosas de Bolsonaro. Estaba con una mujer y un bebé (...) Apuntó con un arma y dijo que iba a volver para matar a todos", según Aluízio Palmar, un testigo, en un audio enviado a la AFP por el PT.

Cuando el policía identificado como Jorge Guaranho regresó al local donde se desarrollaba el festejo, Arruda se enfrentó e "intentó defenderse" con un arma que guardaba en su auto, detalló el PT.

El partido consideró un "acto heroico" la reacción de Arruda, que "salvó innumerables vidas" al matar a Guaranho.