• Dólar
  • BNA $902.5 ~ $942.5
  • BLUE $1435 ~ $1435
  • TURISTA $1444 ~ $1444

14 C ° ST 12.47 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Grave

Acusan a Tiago PZK de golpear salvajemente a un conocido streamer en un boliche

Horas después, el cantante se defendió de la versión del YouTuber y le pidió a sus seguidores no creer en una versión de la historia.

21 Junio de 2024 22.17

El cantante Tiago PZK quedó envuelto en una fuerte polémica, tras ser acusado públicamente por el influencer Bruno Kruzyn, de haberle propinado una golpiza con varios amigos. El creador de contenidos se filmó a sí mismo para mostrar cómo quedó su rostro tras la agresión, y efectivamente se pudieron apreciar pequeños rastros de sangre mientras contaba la situación.

Brunenger, como es conocido en redes, subió un clip para sus historias en Instagram y desde allí contó cómo sucedió el enfrentamiento: “Estaba en Picheo, ahí tranquilo, esperando a Valen con Pablo (sus amigos), que estaba en el baño y vinieron para sacarlo a Pablo. Ahí, vino Tiago PZK a los gritos y ahí empezó a pegar entre seis amigos”. Luego sumó: “Los amigos me empezaron a golpear de los costados y él con uno más que no sé si era el manager, me pegaron de frente. Qué manga de cag..., pero bueno”.

Video Placeholder

El influencer debió ir a una guardia después de la pelea. (Foto: Instagram /brunenger)

Tras semejante acusación, Tiago salió al paso de la situación y publicó un video para defenderse y planteó su versión: si bien coincidió con Brunenger en que hubo una fuerte discusión en el sanitario del local entre dos personas de sus respectivos entornos, todo se complicó cuando uno de los amigos del streamer, lo empujó sin razón aparente. Allí su grupo reaccionó y se fueron a las manos. “Y se fue todo al caraj…”, admitió.

Para cerrar su descargo, pidió a sus seguidores confiar en su palabra y que trataran de ver las cosas desde una perspectiva abierta. “Nunca quise agarrarme a las piñas, yo no soy un chabón violento. Lo único que le voy a pedir a la gente es que sea neutral, que tenga dos dedos de frente y que escuche los dos lados de la campana. Tengo mucha bronca. No tenía sentido pelear por algo así”, cerró.